INTRODUCCIÓN

Seguramente una de las preguntas que te has hecho si tu intención es perder peso es si es mejor realizar entrenamiento cardiovascular o entrenamiento de fuerza para. Pues bien, en este artículo te lo voy a explicar de forma súper sencilla para que salgas de dudas.

Antes de nada, es importante resaltar que hay dos factores claves para que puedas perder peso. El primero es el hecho que debes gastar más de lo que comes, y el segundo es la importancia que tiene la constancia en tu programa de entrenamiento.

A partir de aquí,conocer qué tipo de entrenamiento te irá mejor para perder peso será muy relevante para cumplir este objetivo. Eso sí, debes partir de la base que ambos aportan múltiples beneficios, tal y como verás a continuación.

BENEFICIOS DE AMBOS ENTRENAMIENTOS

Tal y como he comentado, ambos entrenamientos te aportarán beneficios, algunos de los cuales estarán directa y otros indirectamente relacionados con la pérdida de peso. Los dos beneficios principales son el aumento del consumo de calorías y la mejora de tu salud.

El aumento de lascalorías consumidas ya has visto que es muy importante, ya que la primera regla esencial para que pierdas peso es que gastes más calorías de las que ingieres.

Por otro lado, la mejora de tu salud será debida a que, para cumplir tu objetivo, necesitarás entrenar y ser activo. Esto hará que tus niveles de actividad física mejoren, y esto es lo que incrementará tu salud, teniendo en cuenta que la actividad física es la herramienta más potente que tienes para prevenir la mayoría de enfermedades como, por ejemplo, cáncer, enfermedades del corazón, obesidad, etc.

Además, no solamente mejorará tu salud física, sino también tu salud mental. Concretamente, tu estado de ánimo mejorará, debido a que cuando realizas actividad física se liberan diferentes sustancias que te harán sentir mejor.

FACTORES A TENER EN CUENTA PARA ELEGIR ENTRENAMIENTO

1. PÉRDIDA DE CALORÍAS

Comúnmente se ha visto la resistencia como el método más efectivo para perder peso, probablemente debido a que se queman muchas calorías durante el propio entrenamiento. Esto no pasa en el entrenamiento de fuerza, ya que en éste no se queman tantas calorías cuando se está haciendo.

Esto no significa que en este último no se quemen calorías, sino que solamente algunas se queman durante, y la mayoría se queman después, principalmente para ayudar a recuperar los músculos que han intervenido en el entrenamiento.

METABOLISMO BASAL

Otro aspecto a tener en cuenta es que solamente por el hecho de que estés vivo ya estás quemando calorías. Esto es lo que se denomina metabolismo basal.

Con respecto al metabolismo basal, debes tener en cuenta que es más alto cuanto mayor cantidad de músculo tengas, ya que el músculo necesita mayor energía que la grasa para mantenerse. Por tanto, el hecho de que generes músculo entrenando fuerza te permitirá quemar más calorías a largo plazo solamente con el hecho de estar en reposo.

MANTENIMIENTO DE LA MASA MUSCULAR

Otro punto a favor del entrenamiento de fuerza sobre el entrenamiento cardiovascular es el mantenimiento de masa muscular.

Esto es muy importante de cara a dos aspectos:

  • Físico: El mantenimiento de la masa muscular está asociado a la prevención de caídas ya la mejora de la salud de nuestros huesos, entre otras cosas. Además, tendrás más fuerza, con lo que podrás aplicarla en tu vida diaria. De esta forma mejorará tu calidad de vida.
  • Psicológico: El hecho de mantener la masa muscular hará que te sientas mejor con tu aspecto.Por ejemplo, verás como tu ropa te queda mejor y/o te verás mejor en el espejo. Además, esto te servirá de motivación para seguir con tu programa de entrenamiento.

POR TANTO, ¿QUE ES MEJOR?

Hasta ahora has visto que para que puedas perder peso no solamente es importante el entrenamiento,sino también la alimentación y la adherencia al entrenamiento.

También has visto que los dos tipos de entrenamientos (fuerza y resistencia) son útiles para este objetivo, ya que el solo hecho de entrenar hará que gastes más y, por tanto, te ayudará a que puedas perder peso. También hay que añadir el hecho que te van a hacer sentir mejor y a añadir motivación hacia tu programa de entrenamiento.

De todas formas, y de acuerdo con algunos estudios, si tuviera que escoger el mejor programa para este objetivo sería el que combina ambos entrenamientos.

Esto no significa que los dos deban realizarse por igual. Tal y como has visto, el entrenamiento de fuerza aporta beneficios adicionales al cardiovascular (mantenimiento de la masa muscular, aumento del metabolismo basal, etc.).  Por tanto, deberías priorizar el entrenamiento de fuerza y, a partir de aquí, utilizar el entrenamiento cardiovascular como complemento.

ENTRENAMIENTO DE ALTA INTENSIDAD

Si finalmente decides complementar tu programa con entrenamiento cardiovascular, déjeme decirte algunas cosas. Se ha visto en numerosos estudios que es recomendable realizar HIIT (entrenamiento de alta intensidad), ya que aporta los mismos o aún más beneficios que el entrenamiento tradicional, pero en menos tiempo. De todas formas, este entrenamiento no puede realizarlo cualquiera (antes de realizarlo te recomendaría ir al médico para que te haga una prueba de esfuerzo).

También, en relación con el entrenamiento cardiovascular, en general, es importante que sepas que tampoco es apto para todos, ya que por ejemplo a las personas con obesidad les puede incluso perjudicar, ejerciendo un excesivo estrés en las articulaciones.

Con todo esto, decir que si eres del tipo de personas que decides implementarlo pero por el motivo que sea no te adaptas a este tipo de entrenamiento, puedes realizar solamente entrenamiento de fuerza. En caso de que no dispongas del tiempo necesario para combinar los dos tipos de entrenamientos, te recomendaría solamente realizar entrenamiento de fuerza.

No quites parte de tu entrenamiento de fuerza para realizar entrenamiento de resistencia. Recuerda que este último solo te sirve como complemento.

Por último, resaltar que si entrenas mediante la combinación de ambos, estos deberían estar preferiblemente situados en días diferentes y, en caso que no dispongas de tantos días, separarlos un mínimo de 8 horas. Esto es así porque cuando se realizan juntos, un entrenamiento interfiere sobre las ganancias del otro.

CONCLUSIONES

A modo de conclusión quería hacerte un resumen de los aspectos principales que se han tratado durante el artículo.

Primero de todo, recuerda que para que puedas perder peso hay dos factores indispensables que debes cumplir, los cuales son que debes gastar más calorías de las que ingieres y que debes ser constante en tu programa de entrenamiento.

Si cumples estos dos factores ya puedes centrarte en qué tipo de entrenamiento debes hacer para ello. Tal y como has visto, mi recomendación es que utilices el trabajo de fuerza como entrenamiento principal y el entrenamiento cardiovascular como complemento. Eso sí,  teniendo en cuenta el cardio no es apto para todos (sobre todo el HIT o entrenamiento de alta intensidad).

Por último, recordarte que en caso que no puedas o quieras utilizar ningún tipo de entrenamiento cardiovascular no debes preocuparte, ya que con el entrenamiento de fuerza es suficiente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *